Click here for search results

Newsletter

Site Tools

¿La ayuda tiene efectos duraderos en las zonas pobres? Datos extraídos de la experiencia en las zonas rurales de China

Available in: Français, العربية, English

Investigación sobre la pobreza: artículo informativo (abril de 2007)

A organizaciones como el Banco Mundial a menudo se les pregunta si están al tanto de los logros obtenidos con la ayuda para el desarrollo. ¿Está bien utilizado el dinero de la ayuda? ¿Cuánto se gana exactamente con cada dólar invertido?

Un ejemplo reciente de este tipo de análisis es la evaluación a largo plazo de un proyecto que el Banco Mundial ha llevado a cabo en la zona rural del sudoeste de China. La evaluación, dirigida por el Grupo de investigaciones sobre el desarrollo, del Banco, se basó en datos estadísticos específicos que abarcan 10 años y fueron recopilados por la Oficina Nacional de Estadísticas a los fines de la evaluación del Banco. Se estudiaron hogares en dos tipos de aldeas: las que participaron en el proyecto y las que no participaron.

En esta evaluación, los investigadores Chen, Mu y Ravallion intentan, por primera vez, realizar una evaluación rigurosa de los efectos a más largo plazo de un programa de desarrollo de gran magnitud (a nivel “micro”, es decir, de aldeas y hogares) en una zona de bajos ingresos.

Enlaces relacionados  i

Síntesis de las investigaciones  en esta materia llevadas a cabo por Chen, Mu y Ravallion
Documento de trabajo sobre investigaciones relativas a políticas de desarrollo # 4084
Programa del Banco Mundial de investigación sobre la pobreza

Los estudios de investigación en los que se evalúan los proyectos revisten importancia porque el conocimiento que nos aportan se reaprovecha para mejorar la información disponible a la hora de otorgar préstamos del Banco destinados al desarrollo”, ha declarado L. Alan Winters, director del Grupo de investigaciones sobre el desarrollo.

Paramédico
Paramédico frente al centro de salud construido en la aldea gracias al proyecto

¿El proyecto de reducción de la pobreza en el sudoeste de China tuvo un efecto duradero?

A fines de los años noventa, el proyecto de reducción de la pobreza en el sudoeste de China ofrecía un paquete de intervenciones que entrañaba la participación de la comunidad y la selección de actividades en ámbitos como la agricultura, la cría de ganado, la infraestructura y los servicios sociales.

Dicho proyecto, al igual que otros de ese tipo, apuntaba a lograr una reducción considerable y sostenida de la pobreza. Abarcó Guangxi, Guizhou y Yunan, una de las zonas más pobres de China con una población de 120 millones de habitantes repartida en 800.000 kilómetros cuadrados.

 

 

 

 

 

 

 



Durante más de 20 años, las políticas de lucha contra la pobreza han hecho hincapié en los programas destinados a las zonas pobres; ello se debe a que los resultados positivos de China en su lucha contra la pobreza han tenido una distribución geográfica desigual. Los impulsores de estos programas han manifestado que las restricciones al crédito en las áreas pobres perpetúan la pobreza existente y que el suministro de ayuda orientada puede aliviar dichas restricciones.

Según los datos estadísticos recopilados para la evaluación, entre 1995 y 2000 (el período de desembolso del proyecto), el ingreso promedio de los hogares en las aldeas del proyecto mostró un incremento considerable. Los aumentos fueron significativamente mayores que los registrados en las respectivas aldeas de control, que no participaron en el proyecto.

No obstante, la mayoría de estos aumentos a corto plazo del nivel de ingreso no se gastó sino que se destinó al ahorro. Como consecuencia, en las aldeas del proyecto los efectos de este último en los niveles de vida actuales no fueron evidentes.

En cambio, se registraron aumentos moderados del consumo a más largo plazo, lo que coincidió con el moderado aumento a largo plazo del ingreso que puede asociarse al proyecto.

Capital y asistencia técnica, aunque sin cobertura de seguro

Al igual que otros proyectos de desarrollo, el proyecto de reducción de la pobreza en el sudoeste de China suministró capital y asistencia técnica, pero no cobertura de seguro.

Muchas de las actividades del proyecto entrañaban la posibilidad de un riesgo considerable para los ingresos que depende de las variaciones climáticas, la incertidumbre relacionada con la demanda de nuevos productos y riesgos asociados a la emigración.

Los participantes tenían la sensación de que un gran porcentaje de los aumentos del ingreso durante el período de desembolso sería probablemente transitorio, lo cual explicaba la alta tasa de ahorro.
Cuatro años después de que finalizaron los desembolsos del proyecto, tanto las aldeas de este último como las de control habían conseguido logros económicos considerables, pero sólo se podían atribuir al proyecto beneficios netos moderados del ingreso promedio.

Los resultados también mostraron que cuando los integrantes del hogar, además de ser pobres, habían recibido una educación relativamente buena, los aumentos del ingreso eran mayores y más duraderos. Al parecer, las familias disponían de opciones de inversión productivas que, de otro modo, no podían financiarse debido a las restricciones de dinero en efectivo.

Pero en el proceso de selección basado en la comunidad del programa no se concedió suficiente entidad a los tipos de hogares que resultaron ser los “ganadores” relativos del proyecto. Podría haberse ampliado la cobertura de quienes, además de ser pobres, mostraban un nivel de educación más alto; de ese modo, se habría podido intensificar considerablemente el impacto general del programa.

Shaohua Chen, investigadora del Banco, entrevista a uno de los participantes en el proyecto

Lecciones para futuras evaluaciones de impacto

 

 

 

 

 

 




A partir de estas investigaciones pueden extraerse algunas lecciones generales:

Invertir en la recopilación de datos a largo plazo. Los autores demuestran que, cuando se utilizan métodos de evaluación rápida con un solo cuestionario posterior a la ejecución del programa, existe propensión a cometer graves errores relacionados con la memoria. Las percepciones de los encuestados acerca de cómo han cambiando sus condiciones de vida conceden demasiada importancia a la situación coyuntural.

Tener en cuenta las respuestas a los riesgos sin cobertura de seguro. La manera en que los participantes responden a los riesgos sin cobertura de seguro asociados, por lo general, al proyecto de desarrollo puede obstaculizar la evaluación. Por ejemplo, una evaluación que se concentró solamente en los aumentos del consumo durante el período de desembolso (como habitualmente ocurre) puede mostrar una imagen engañosa de impacto verdadero.

Estar atento a los efectos de los otros gastos en el desarrollo. Los autores descubrieron que, como resultado de otros gastos en el desarrollo, las aldeas de referencia fueron alcanzadas por efectos secundarios. Debido a los cambios en los gastos locales en el desarrollo como respuesta a la ayuda externa, puede resultar difícil detectar los impactos a largo plazo de dichos proyectos de desarrollo local identificados geográficamente.

Investigadores
Shaohua Chen
 es oficial superior de información del Grupo de investigaciones sobre el desarrollo, del Banco Mundial. Se especializa en la recopilación de datos relacionados con la pobreza para países en desarrollo, incluida China. Más.

Ren Mu es economista especializado en econometría aplicada y participó en este proyecto como consultor del Grupo de investigaciones sobre el desarrollo.

Martin Ravallion es director superior de investigaciones del Grupo de investigaciones sobre el desarrollo, del Banco Mundial. En los últimos 20 años, se ha dedicado principalmente a realizar investigaciones acerca de la pobreza y las políticas destinadas a combatirla. Ha asesorado a numerosos gobiernos y organismos internacionales sobre la materia, y ha escrito extensa literatura sobre este y otros temas económicos. Más i




Permanent URL for this page: http://go.worldbank.org/W2616ALB10