Recursos

Segundo Objetivo: Lograr la enseñanza primaria universal

Informe sobre seguimiento mundial 2007: Resolución de los desafíos que plantean la igualdad de género y los Estados frágiles

A nivel mundial, la tasa de terminación del ciclo de educación primaria ha aumentado del 63% en 1990 a alrededor del 83% en 2005 y, a partir de 2000, el ritmo de avance anual se ha acelerado considerablemente en las tres regiones más distantes de la meta—Norte de África, Asia meridional y África al sur del Sahara—, a raíz de que cada vez asignan más prioridad a la terminación universal del ciclo primario.

La región de América Latina y el Caribe, que comenzó a partir de una base más elevada, también ha mantenido un ritmo de progreso excepcionalmente vigoroso.

El número de países que alcanzó la terminación universal del ciclo de educación primaria aumentó de 37 en 2000 a 52 en 2005, e incluye a algunos países de ingreso bajo: Bolivia, Indonesia y Kenya.

A pesar de que las tendencias son muy positivas, será difícil alcanzar, para el año 2015, el objetivo de lograr la enseñanza primaria universal: se considera que de los 152 países en desarrollo para los que se dispone de datos, 57 (38%) están rezagados y, consiguientemente, no alcanzarán el objetivo si se mantienen las tendencias actuales. También es probable que estén atrasados la mayoría de los 33 países que no registran datos. Entre los países de África, se considera que el 65% están gravemente atrasados y es improbable que alcancen el objetivo antes de 2040.

En cuanto a los Estados frágiles, tan sólo el 11% ha logrado la terminación universal del ciclo primario o avanza conforme a lo previsto para alcanzar la meta, y se considera que el 50% está gravemente atrasado.
Spacer

Fig. 1
Haga clic aquí para agrandar la imagen

Pese a que a partir del año 2000 el progreso ha
sido más rápido, África al sur del Sahara todavía está muy distante de la meta. En Asia meridional,
los vigorosos avances de la populosa India realzan el panorama regional, aunque algunos países aún están rezagados.

Las regiones de Asia oriental, América Latina y
el Caribe y Europa y Asia central están cerca de
alcanzar la meta.
Gracias al sólido progreso logrado a partir del año 2000, la región de Oriente Medio y Norte de África avanza conforme a lo previsto para lograr la terminación universal del ciclo de educación primaria. No obstante, el promedio regional oculta algunas diferencias entre los países.

META 3: Velar por que, para el año 2015, los niños y niñas de todo el mundo puedan terminar un ciclo completo de enseñanza primaria.

Fig. 2
Haga clic aquí para agrandar la imagen
Fig. 3
Haga clic aquí para agrandar la imagen

En muchos países en desarrollo, los niños pueden terminar un ciclo completo de enseñanza primaria, pero en todas las regiones hay algunos países que todavía están atrasados y probablemente no alcanzarán esta meta.

En África al sur del Sahara, la región con desempeño más deficiente, el 65% de los países están gravemente atrasados y tan sólo el 8% están bien encaminados.
Los Estados frágiles avanzan a un ritmo muy lento y el 50% están gravemente atrasados.

Los datos obtenidos a través de encuestas de hogares señalan que, prácticamente en todos los países en desarrollo, las mayores diferencias en las tasas de terminación del ciclo primario se registran entre las poblaciones pudientes y las pobres (Gráfico 3). También se observan diferencias muy amplias entre las poblaciones de zonas urbanas y de zonas rurales, especialmente en África.

En algunos países, además, las tasas de terminación de las niñas, que se analizan en la próxima sección, son inferiores a las de los niños, pero en general —gracias al sólido progreso logrado en los últimos 15 años en materia de igualdad de género en la educación— estas diferencias son menores que las relacionadas con la riqueza o la ubicación.

No obstante, si bien la ampliación de la cobertura de la enseñanza primaria suele favorecer a los pobres, a las zonas rurales y a las niñas en cuanto se pretende lograr un equilibrio en el acceso y en la terminación, la experiencia recogida en los países también indica que a menudo es necesario adoptar medidas específicas con el fin de reducir los costos directos y de oportunidad o
eliminar la discriminación para retener en la escuela a los niños vulnerables, tanto si son huérfanos, pobres o niñas o viven en zonas rurales.




Permanent URL for this page: http://go.worldbank.org/88RV8C7BK0